lunes, 4 de febrero de 2013

Disfrutando de lo que trajeron los Reyes (o mientras Héctor duerme) (II)

Sigo disfrutando de los regalos cuando la agenda y la gripe por la que hemos pasado uno por uno lo permiten. Ya llegó la caja con lo que habíamos dejado en tierra en Madrid y abrirla fue revivir el día de Reyes. Eso sí, nadie tan feliz como Héctor cuando vio su cubo de fregar de juguete. Ojalá la felicidad se multiplicase en proporción al tamaño del cubo cuando yo veo el de verdad. Pero no.

Estas dos latas de té que nos regaló mi hermana (sí, como si las postales de The New Yorker no hubieran sido suficiente), pese a que ocupaban cierto espacio, fui incapaz de dejarlas en tierra porque quería probarlas ya-ya-ya. Al final la caja llegó el día en que por fin pude hacer un hueco para probar el de la caja roja (de menta y chocolate, tipo After Eight. Rico), pero daba igual, ya los había saboreado cada vez que abría el armario de los tés y veía las siempre preciosas cajas de Harney & Sons.



Este juego de tetera y vasitos nos lo regalaron mis padres. La tetera ya se ha unido al resto de las de la colección (ya va quedando poco hueco) y los vasitos están a buen recaudo. Es un juego delicado, fotogénico y con girasoles. Poco más se puede pedir.



Otro regalo de mi tía y de mis primas, procedente (aunque no comprada allí) del Victoria & Albert Museum. Ese museo londinense que (junto a su tienda de regalos, claro) tanto me tienta y al que nunca he conseguido ir de momento. Algún día iré y es un museo tan grande y la tienda es tan tentadora que es probable que me vuelva loca y ya nunca logre salir de allí. Esta preciosa taza tuvo que quedarse en tierra para evitar que la caja a juego en la que venía (ambas inspiradas por un papel pintado de 1915) sufriera desperfectos. Todos los tés (aunque no fueran de Harney & Sons) que me tomé la echaron de menos. Fue el estreno perfecto para el té de Harney & Sons. El té riquísimo que también entraba por los ojos gracias a esta fotogénica taza a la que en los cinco minutos que tenía que dejar la bolsita dentro hice millones de fotos. Me he contenido y, de momento, sólo pongo una, pero no creo que sea la última.


Y aquí una combinación ya explosiva: té rico, taza preciosa y portada de libro espectacular la de These Wonderful Rumours, una recopilación de entradas de diario de una profesora llamada May Smith durante la Segunda Guerra Mundial. Y me atrevería a decir, por lo que he leído sobre él y lo que he hojeado yo, que el libro en sí va también en esa línea. Un autorregalo navideño adelantado que estoy deseando leer.




Por último: traca final de anglofilia. Este juego de mesa al que eché el ojo hace unos meses y que ya nunca me pude quitar de la cabeza, regalo de Manuel. La anglofilia triunfa y la noche que lo inauguramos le gané las dos partidas.






El juego consiste en que cada jugador (hasta cuatro) elige su ciudad de salida (que puede ser la misma para todos o cada uno la suya) y se reparten ocho cartas, cada una con una ciudad (la tarjetita, además, indica qué es lo más conocido/relevante de esa ciudad). Cada jugador tiene que pasar por todas ellas sin repetir la ruta en ningún momento y volver a su ciudad de origen. Por el camino además hay colisiones, ferries, pérdidas de turno y señales de tráfico. Muy curioso, muy inglés.

Y lo mejor de todo es que tooooodos estos no fueron los únicos regalos, sino que hubo más, como por ejemplo el de galletas de Xavier Barriga del que espero poder hablar cuando pruebe alguna receta. Está claro que en 2012 debimos de ser unos santos.

36 comentarios:

  1. Las cajitas de té y la taza de tu tía me han cautivado especialmente. El juego, en cambio, no me atrae tanto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que la taza te gustaría. Y como la destacas junto a las cajitas de té me dan ganas de invitarte a uno en ella :)

      Eliminar
  2. Todo es precioso y/o rico a más no poder, pero el juego de mesa es la repera anglófila. Por tenerlo, deberían darte una audiencia con la Reina como mínimo. Seguro que sus juegos de té no llegan a la altura de los vuestros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No necesito una audiencia con la Reina. Yo con viajes y alojamiento gratuito ya me conformo ;)

      Eliminar
  3. ¡Preciosa taza y ricos tés! Perfectos para disfrutarlos mientras juegas al juego angófilo (me encanta ese look retro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Todo combina entre sí.

      Eliminar
  4. Qué maravillas!! con tu permiso, me tomo un té a tu salud ^__^

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Voy a tener que poner una tetera virtual en el blog :)

      Eliminar
  5. Qué preciosidad de regalos! Y que curioso el juego de viaje en coche por inglaterra jeje!
    Estuve a punto de salir de una librería con el de Galletas de Xavier Barriga (el de magdalenas me lo regalaron hace tiempo). Explica, explica que tal...
    Que sigas disfrutando de vuestros regalos navideños.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo confesar que aún no hemos estrenado el libro de las galletas, y no por falta de ganas. En cuanto debute lo cuento por aquí. Pero la pinta es deliciosa.

      Eliminar
  6. Que buenísimos regalos. La taza, el juego de té y los tés, me encantan. Yo tb soy fan de juegos de té y tazas. Si vieras mi cocina con tazas colgando :)
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo em contengo mucho (aunque no lo parezca) con teteras y tazas. Y aun así ya casi no tengo sitio para ellas... Así que me imagino tu cocina muy fácilmente.

      Eliminar
  7. Cuanta cosa bonita, cada vez me da más pena q no me guste el té....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No te gusta el té? A mí me pasa lo mismo con el café: me gustaría que gustase, pero no.

      Eliminar
  8. ¡Cómo me gustaría echar una partida a ese juego! A demás, iría muy bien con el autoreto que me impuesto para este 2013 y que tengo pendiente todavía de explicar...
    La tienda del Victoria & Albert es fabulosa, pero ¡carísima! Mentalízate.
    Y cuando pase yo mi propia gripe, te escribo para vernos un día y ver también a Héctor que debe estar enorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, cuando quieras te reto a una partida ;) Ando muy liada, pero no me olvido de que tenemos pendiente vernos.

      Eliminar
  9. Que regalos más estupendos! Soy fan incondicional de Harney & Sons, son tan buenos y las latas me encantan. Y la taza es preciosa, hay una tienda en ebay que vende estas de V & A y de Katie Alice, bueno y muchas más, me puedo pasar una hora mirándolas. Como tu dices habéis sido muy buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo bueno de Harney & Sons es que el pack completo es una delicia.

      eBay es terra incognita para mí. Más que nada porque en algunos asuntos creo que si comenzara a comprar ya no pararía.

      Eliminar
  10. Por casa tengo alguna de esas cajas de té...que además de ser preciosas, tienen, el té, está riquisimo. Pendiente probar el que sabe a after eight...Probé una mezcla de la tea shop que no está nada mal...y que recomiendo.
    La taza...¡¡qué te voy a decir! Es preciosa, y seguro que el té sabe mejor en ella.
    Y el juego...de lo más original...y muy instructivo, para vuestros viajes por la "pequeña" isla. Debe ser muy divertido. Tengo el de O&P que me regalaron hace años, y he decidido que ya es hora de que juegue con él.
    Y el libro, Cristina...me ha cautivado. A pesar de que sea una lenta lectora de inglés...creo que no tardará en estar entre los estantes de casa.
    Espero ver más entradas de esos regalos navideños...Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Lo bueno (o malo, según se mire) de nuestros gustos afines es que estas entradas de regalos son de lo más tentadoras, ¿verdad? Cuando te animas a jugar a O y P ya contarás qué tal. Suena curioso.

      Eliminar
  11. Estoy imaginando muchas escenas para tu visita al V&A y casi todas acaban contigo encerrada en el ático...porque, si, te vas a volver loca.
    Maravillosos regalos todos. Desde luego que fuisteis unos santos en el 2012.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, algo así me imagino yo también. Quizá es mejor para todos el que de momento no haya conseguido ir nunca.

      Eliminar
  12. No me extraña que estés encantada con tus regalos de Reyes. pero seguro que los mereces.
    Un abrazo muy grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que aún me quedan algunos por enseñar :)

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. ¿A que sí? Yo estoy encantada con ellos.

      Eliminar
  14. ¡Qué regalos más chulos! Pero lo que me ha robado el corazón es el Touring England...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que me pasó a mí cuando lo descubrí.

      Eliminar
  15. Me gustan mucho todos tur regalos! Yo fui al V&A museum hace dos años y te aseguro que verlo todo es imposible incluso en la décima visita. La tienda es tb enorme y tiene de todo y muy apetecible. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué miedo me estáis dando entre todos. Al final voy a ser yo la que se niegue a ir aunque surja la oportunidad ;)

      Eliminar
  16. Unos regalos muy bonitos y seguro que muy merecidos. Aunque todos me han gustado (y doy fe habiendo añadido el libro-autorregalo a mi cuenta de Goodreads), el mejor es Touring England, sin duda. Es muy curioso y me encanta la estética.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que no sería la única loca que encontraba Touring England irresistible. Por cierto que también lo hay en versión escocesa, si a alguien le va más.

      Eliminar
  17. Buscando información sobre la formidable Carmen Laforet, he llegado a tu blog. Y bueno...quiero quedarme. He estado repasando las (muchísimas) entradas antiguas y me he enganchado totalmente. Pero ¿no puedo hacerme seguidora? No veo la opción.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por quedarte. Pues no tengo puesto el widget de seguidores, pero hay gente que sigue el blog, así que de alguna forma lo han conseguido. Jo, no tengo ni idea, la verdad. Lo siento. Pero espero que aun así te quedes :)

      Eliminar
  18. Gran nivel, estimada Cristina, y qué envidia de regalos... Permíteme que deje constancia en mi humilde blog y, de paso, invitarte a ilustrar sonoramente tan atractivo juego de mesa con la canción que propongo y que, seguro, será de tu agrado.

    Un saludo.

    Manolo M.P.

    ResponderEliminar