lunes, 1 de julio de 2013

Life After Life, de Kate Atkinson

De Kate Atkinson ya he hablado muchas veces en el blog. Últimamente se la conoce más por su saga de Jackson Brodie, pero a mí me conquistó con sus primeras novelas.

Es triste decirlo, pero hace mucho que no sucede que yo encuentre una lectura nueva en una librería. La culpa de esto es en parte propia porque internet es muy cómodo para descubrir y comprar libros afines y les deja poco margen a las librerías tradicionales. Sigo hojeando y curioseando en ellas, se me sigue haciendo imposible no pisarlas, pero los hallazgos son escasos. Si compro algo suele ser porque he ido a por ello. La culpa también es ajena y parte del círculo vicioso: supongo que debido a las compras por internet, han reducido las secciones de libros en otros idiomas a meros rinconcitos llenos de clásicos y best sellers intercalados con algunos nuevos lanzamientos en formato extra grande. Así que curiosear por ellas se ha vuelto algo monótono. Pero no siempre fue así. La Casa del Libro de Gran Vía en Madrid antes de desterrar los libros en lengua extranjera al entresuelo (al menos allí estaban la última vez que fui) los tenía en una salita al fondo de la planta baja. Era una salita pequeña y a mí me parecía acogedora, pese a ser un tanto cavernosa. Tenía una mesa o dos con novedades y una estantería de doble cara en el centro también con novedades y destacados. Una mesa carrito tenía libros descolocados. Las estanterías eran de doble fondo y por lo tanto cabían en ellas muchos más libros de los que parecía. Había libros que se notaba que llevaban mucho tiempo esperando dueño, no como ahora, que parece que retiran los libros de las estanterías para poner otras novedades en cuanto pasan allí unas pocas semanas. Cuando había más gente había que hacer pequeñas negociaciones silenciosas y discretas para mover las estanterías. Si alguien estaba mirando detrás de la que tú querías mover tenías que hacer tiempo como si nada. Y así a veces descubrías algún libro que otro. Casi me sé de memoria dónde estaba cada letra. No recuerdo cómo llegó a mis manos Human Croquet de Kate Atkinson, pero sí recuerdo que lo saqué de la estantería y que me gustó el argumento. Me lo llevé y en breve volví a por el resto de los que tuvieran de esa autora. Así comenzó mi bibliografía de Kate Atkinson.

Me resulta inevitable, cuando leo un libro de un autor favorito, recordar cómo nos conocimos. De algunos no me acuerdo mucho, al fin y al cabo en ese momento no sabes si el libro te va a gustar, te va a aburrir o se va a convertir en uno de tus preferidos. Con Human Croquet de Kate Atkinson lo recuerdo todo: recuerdo cómo lo saqué de la estantería, cómo miré la portada y leí el resumen, etc. Y luego, para lo que es mi memoria, recuerdo bastante bien dónde y cómo leí el resto de sus libros. Es muy curioso.

Y ahora (bueno, desde marzo), Kate Atkinson tiene libro nuevo, Life After Life, apartado de la saga de Jackson Brodie. Siempre me da la impresión de que aquí parece que le tengo tirria a Jackson Brodie y no es así ni mucho menos. Es simplemente que me parecen unos libros inferiores a los anteriores de la autora. Muy buenos, pero inferiores, sobre todo en lo que se pierde en ese humor cruel y virulento que caracteriza a esos primeros libros. Así que cuando leí el argumento de Life After Life me parecía una vuelta a sus orígenes. Y acerté y me equivoqué a la vez.

Life After Life creo que es un libro que sólo podría haber escrito Kate Atkinson y que en algunos aspectos me recordaba mucho a Human Croquet. Empieza muy fuerte y con una Kate Atkinson como en su mejor momento, pero encuentro que a medida que avanza es un tanto irregular. Como en la saga de Jackson Brodie el ambiente grotesco suele venir dado por el tono general y el contexto más que por una pequeña gran frase perfecta como en las primeras novelas. He leído que hay quien lo ha encontrado muy confuso y lo ha tenido que dejar pero, sinceramente, es un libro muy bien escrito y se deja leer muy bien. Hay que prestar mucha atención, cierto, y seguro que en una única lectura pasas infinidad de cosas por alto, pero dice mucho de Kate Atkinson como autora lo bien que se lee y lo fácil de seguir que es, sobre todo si se tiene en cuenta que, al parecer, lo escribió sin apuntes de ningún tipo, con todo directamente de y en su cabeza. Esas cosas me impresionan. Pero hace mucho que empecé a admirar a Kate Atkinson y sé perfectamente de lo que es capaz.

Life After Life es un libro que de entrada me gustaría aunque lo firmara otro autor (aunque ya digo que me cuesta imaginar a otro autor escribiéndolo). Cuenta la(s) historia(s) de Ursula Todd, que nace en mitad de una nevada en 1910. Nace y muere. Y luego vuelve a nacer y se salva. Y luego nace, se salva y muere. Y luego nace, se salva y se vuelve a salvar. Y así muchas veces. Es como si la vida le fuera dando más oportunidades para vivir, para vivir de forma distinta, para seguir adelante. O como si se fuera reencarnando una y otra vez en su propia vida.

Nacida en 1910 hay ocasiones en que llega a vivir gran parte del siglo. Hay veces que muere antes de la Segunda Guerra Mundial o durante ella o décadas después. Como es fácil imaginar se tocan multitud de temas y de ambientes y de eventos históricos, con especial atención a la Segunda Guerra Mundial, eso sí, cosa que en mi caso le hace ganar todavía más puntos.

Mi don de palabra no es claramente el de Kate Atkinson así que es muy probable que lo anterior haya sonado a chino. ¿Que el libro va de qué? Pero una vez que uno se pone en manos de Kate Atkinson todo es sencillo.

Hay humor cruel, hay situaciones grotescas, hay situaciones difíciles y hay frases muy punzantes, todo ello característico de la autora, claro.

Reconozco que los primeros libros que leí de Kate Atkinson (Human Croquet, Behind the Scenes at the Museum, Emotionally Weird, Not the End of the World) siguen por encima de este en mi lista particular, quizá por un factor ya puramente nostálgico, pero reconozco también que en cuanto a calidad, destreza y maestría este es probablemente su mejor libro.

Kate Atkinson en el blog:

- When Will There Be Good News?
- Started Early, Took My Dog

Kate Atkinson en español:
- Juegos de interior (Human Croquet)
- Entre bastidores (Behind the Scenes at the Museum)
- Una historia singular (Emotionally Weird)
- Expedientes (Case Histories) (Jackson Brodie)
- Incidentes (One Good Turn) (Jackson Brodie)
- Esperando noticias (When Will There Be Good News?) (Jackson Brodie)
- Me desperté temprano y saqué al perro (Started Early, Took My Dog) (Jackson Brodie)

Y por último: la BBC, que en 2011 ya adaptó parte de la saga de Jackson Brodie, ha emitido más capítulos este año. Nosotros aún tenemos pendientes de ver estos nuevos, pero creo que ya les llega el turno pronto.

19 comentarios:

  1. Ya sabes que ahora casi no leo, pero me ha gustado tu reseña, y me has tentado. Lástima que mis neuronas o lo que sea me impidan leer con gusto y con fruición, como antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Elvira, pero haces trabajar a las neuronas de mil otras formas, que es lo importante.

      Eliminar
  2. Me ha encantado esa sección de Kate Atkinson en español ;)

    ResponderEliminar
  3. Como tú, soy admiradora sobre todo de los primeros Kate Atkinson. De la saga Jackson Brodie, tengo la impresión de que un día su editor le dijo "Vale, lo tuyo está muy bien, pero ¿por qué no escribes algo más facilito y comercial?". Ella escribe siempre bien, pero a esos libros les falta (para mi gusto) su toque específico e inimitable. Ahora tengo ganas de leer este nuevo. A pesar de lo que dices, la idea de vidas encadenadas me parece fascinante, sobre todo en sus manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! Yo también imagino una escena similar con el editor. Si te animas con este, ya contarás qué te ha parecido.

      Eliminar
  4. Leo muchísima novela negra, es lo que más me hace desconectar. Los libros de esta autora siempre me producen perplejidad, no se parece a nada que haya leído nunca. Desde luego adentrarse en su escritura es una aventura que no sabes donde te llevara. Me lo apunto en la interminable lista de pendientes .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Pues a mí con los suyos que no son de Jackson Brodie me pasa igual: son libros diferentes de todos los demás que he leído.

      Eliminar
  5. Uy! No sabía nada de esta señora y, aunque se me acumulan las lecturas, ahora mismo ya estoy pensando en buscarle un hueco. Tus recomendaciones son como un virus bueno: llegan, sutilmente se abren paso y te obligan a quedarte horas en el sofá (leyendo, que siempre es mejor que moquear, claro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazle hueco y a ver qué te parece. Yo estoy bastante segura de que Kate Atkinson y tú congeniaréis bastante bien.

      Eliminar
  6. Ay!! Cristina!! Qué alegría leerte...qué bien describes esos encuentros con los libros y Kate, la conozco, gracias a ti, a pesar de no haber leído nada de ella aún,...pero ya la conozco gracias a ti.
    En cuanto a las librerías, es cierto que en ocasiones, hay momentos en los que puede parecer algo monotóno. Por eso es bueno darle otros aíres. Luego una viene encantada con la bolsa llena de libros, o con la libreta a rebosar de anotaciones.
    Me encanta eso que dices sobre los encuentros con los libros. A mí me gusta anotar como nos conocimos, donde, en que fecha...en fin...eso que los hace únicos. Y los dedicados, esos que te regalan y que vienen llenos de tiempos, de anotaciones, de otras vidas...
    Un beso grande, Cristina, y feliz verano!!
    (Veo que tengo mucha Kate para leer traducida, así que pondré remedio a esa falta de conocimiento mutuo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, que eso de acumular libros sin haber leído uno del autor a mí también me pasa. Espero que con Kate Atkinson no te arrepientas de la acumulación una vez que te pongas a ello o me sentiré fatal ;)

      Yo antes apuntaba la fecha en que había adquirido cada libro religiosamente. Ahora me he echado a perder y a veces sólo acierto a apuntar el mes. Qué mal.

      Feliz verano a ti también, María.

      Eliminar
  7. No conocía a esta autora para nada, pero tiene buena pinta todo lo que cuentas. Me ha parecido interesantísimo todo. Por cierto, me encanta tu blog, aunque te prodigues poco, tus entradas son geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias y bienvenida!

      Eliminar
  8. Hola, es la primera vez que comento en el par de años que llevo siguiendo tu blog. Gracias a él (a ti) he descubierto libros de autoras (ahora acabo de caer: sobre todo lees autoras, ¿verdad?) que desconocía y que me han sorprendido gratamente. Yo no leo en inglés por eso me hace mucha ilusión encontrar en la biblio un libro que hayas comentado en castellano. Es normalmente una apuesta segura y me ahorro sacar tostones. También he copiado recetas dulces de tus fines de semana, antes de que naciera Héctor... la más memorable el bizcocho de calabacín y chocolate...Ummm!
    En fin, solo quería manifestar mi agradecimiento.

    Tengo una curiosidad por si me quieres contestar. ¿Sabes inglés porque has vivido o estudiado allí, o porque has estudiado en un colegio bilingüe, o la carrera de filología o algo parecido...?

    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por animarte a comentar pero sobre todo gracias por llevar tanto tiempo leyendo.

      Son autoras en su mayoría, sí. No es algo intencionado, simplemente ocurre.

      Me alegra que te hayas topado con algunas buenas lecturas y lo del bizcocho de calabacín y chocolate no me extraña. Hace siglos que no lo hago, pero es desde luego una delicia.

      Ningún problema en contestar a tu curiosidad: aunque he pasado tiempo en Inglaterra, la razón más de peso de todas sería que estudié traducción e interpretación.

      Eliminar
  9. Cristina como me ha gustado la descripción que has hecho de esa salita de la Casa del libro. Que pena que la oferta de sus estanterías se vea reducida a cuatro títulos contados y no a la variedad que tenían antes.
    La verdad es que París en ese sentido (hay otras cosas no tan chulas) es el sueño del bibliófago. Hay librerías de segunda mano donde encuentras verdaderos tesoros, librerías específicamente inglesas tan grandes como La casa del libro de mi Alicante natal y en muchas librerías independientes también se especializan en uno u otro país.

    La verdad es que compro en internet por comodidad cuando tengo claros los libros que quiero comprar. Espero a tener una lista importante y entonces hago el pedido. Para los descubrimientos y flechazos nada como la librería (si esta está bien surtida claro).

    ¿Tu echaste de menos Madrid cuando te mudaste a Barcelona en el sentido literario?
    Ay que se me olvidaba me he comprado Juegos de interior y será mi primer acercamiento a Atkinson; me fio completamente de tu criterio :)
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. París lo asocio inmediatamente a lo que más me gustó de nuestro viaje allí hace algunos años (curiosea, si te atreves, la etiqueta París, pero ya te aviso de que no fue nuestro mejor viaje) Shakespeare & Co. Sólo con esa librería cerca ya me pareces muy afortunada y por supuesto vi que no era la única bilingüe que había (alguna otra de segunda mano, Waterstones, etc.) Así que te doy la razón con lo de ser el sueño del bibliófago (aunque para esta bibliófaga el sueño es Londres o el Reino Unido en general ;)).

      No eché Madrid de menos en ese sentido porque más o menos hay las mismas tiendas. Pasajes en Madrid lo eché de menos en algunas cosas, pero pronto encontré alguna librería similar en Barcelona y por supuesto Hibernian Books de segunda mano, una verdadera joya.

      ¡Mantenme informada de qué tal va ese acercamiento a Kate Atkinson! Ojalá que bien.

      Eliminar
  10. Comento otra vez porque tengo que decirtelo: qué descubrimiento el de Kate Atkinson. Ya me he leído todos los de Jackson Brodie. Ahora mismo estoy con "Me desperté temprano..." Sé que no son tus preferidos pero son los únicos que están en la biblioteca y de verdad: ¡que bien me lo he pasado leyéndolos!. Espero, tarde o temprano, dar con los otros que te parecen mejores.
    Qué satisfacción estos libros que se disfrutan tanto...

    Cristina

    P.D. Hace mucho que no actualizas :(

    ResponderEliminar