martes, 16 de octubre de 2007

160

"... Who are your parents?"
"I have none."
"Nor ever had, I suppose: do you remember them?"
"No."
"I thought not. And so you were waiting for your people when you
sat on that stile?"
"For whom, sir?"
"For the men in green: it was a proper moonlight evening for them.
Did I break through one of your rings, that you spread that damned
ice on the causeway?"
I shook my head. "The men in green all forsook England a hundred
years ago," said I, speaking as seriously as he had done. "And not
even in Hay Lane, or the fields about it, could you find a trace
of them. I don't think either summer or harvest, or winter moon,
will ever shine on their revels more."
Mrs. Fairfax had dropped her knitting, and, with raised eyebrows,
seemed wondering what sort of talk this was. (
Jane Eyre, ch. 13)


... ¿Tiene usted padres?
-No.
-¿Ni se acuerda de ellos?
-No.
-Ya me lo figuraba. ¿Y a quién esperaba usted sentada en el borde del camino? ¿A su gente?
-¿Cómo?
-Quiero decir si esperaba a los enanos del bosque. Se me figura que, como castigo a haber roto uno de sus círculos mágicos, puso usted en el camino aquel condenado hielo.
Moví la cabeza.
-Los enanos del bosque-dije, hablando con tanta seriedad aparente como él-abandonaron Inglaterra hace más de cien años. Y ni siquiera en el camino de Hay ni en los campos próximos he podido encontrar rastros de ninguno. Nunca volverán a danzar en las noches de veranos ni bajo la luna fría de invierno...
La señora Fairfax, arqueando las cejas, mostró el asombro que le preducía tan extravagante conversación.
(Jane Eyre, cap. XIII, en las Obras Completas de Carlota, Emilia, Ana y Patricio Brontë*. Ed. Plenitud. Madrid, 1948)

Tal día como hoy hace nada menos que 160 años se publicaba mi libro preferido: Jane Eyre, que me proporciona la excusa perfecta para por fin escribir una auténtica entrada Brontë.

Me ha costado mucho decantarme por el fragmento que iba a poner, pero al final me he decidido por este. En parte porque desde la primera vez que lo leí me río todas y cada una de las veces que me encuentro con él (o que, directamente, lo busco) y en parte porque derrumba un poco el mito de que las Brontë sólo escribían cosas tristísimas. Claro que supongo que habrá a quien el fragmento no le haga reír tanto como a mí.

Ay, Jane Eyre... ¿todavía hay alguien que no lo ha leído?

*Me encanta y me hace reír también el título de esta edición, con los nombres traducidos. Y eso que fueron modernos y dejaron Jane Eyre en "inglés", que yo tengo un auténtico Juana Eyre de la época. La traducción de este texto que he copiado está, eso sí, un poco mutilada.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Creo que te gustará una imagen que he colgado en mi blog. Dedicada a la fan más fiel de Charlotte Brontë. :)

    ResponderEliminar
  3. Qué emoción, voy a ver ya mismo :D Gracias.

    ResponderEliminar
  4. ¡Mira lo que acabo de descubrir! Quizás ya lo conoces:
    http://bronteblog.blogspot.com/

    ResponderEliminar