martes, 25 de marzo de 2008

Noche de martes: Daphne

¡Qué despiste! Con tantas entradas acumuladas ya me olvidaba de comentar nuestra última película de noche de martes. Digo bien la última, porque hoy no tendremos la sesión de cine habitual. Y no es que se nos hayan acabado precisamente las series apropiadas, porque de esas tenemos para dar y tomar, sino que hemos cambiado de día. Ahora será probablemente noche de jueves o viernes (está por decidir), pero el contenido (siempre literario) será el mismo, con una inauguración de nueva temporada por todo lo alto.

Así que justo hace hoy una semana por la noche veíamos, de despedida, Daphne, una película para televisión de 90 minutos que realizó el año pasado la BBC basada en un capítulo de la vida de Daphne du Maurier para celebrar que se cumplían 100 años de su nacimiento. Yo renové mis ganas de verla cuando estuve leyendo Daphne de Justine Picardie. Dicho y hecho.

Está basada en un descubrimiento que hizo Margaret Forster mientras escribía su biografía (que cada vez tengo más ganas de conseguir y leer y me daría de tortas cada vez que recuerdo aquella vez que tuve en Londres una copia de segunda mano en buen estado y baratísima y que dejé donde estaba). Habla de la relación de Daphne con la, por lo visto muy famosa, actriz Gertrude Lawrence. De hecho Manuel sabía más de Gertrude Lawrence que de la propia Daphne.

La historia está bien contada, los actores son buenos y el mar siempre de fondo. La única pega que le vimos es que no todo el mundo está muy familiarizado con la vida de Daphne du Maurier, con lo cual hay veces que notas que te faltan algunas cosas para verdaderamente entender otras que están pasando. Lo mismo pasaba, supongo, con Miss Austen Regrets, por ejemplo, pero creo que más gente conoce en líneas generales la vida de Jane Austen que la de Daphne.

Una de las cosas que más me gustó, eso sí, fue que de vez en cuando había emisiones (actuales) tipo No-Do inglés que contaban que Daphne llegaba a Estados Unidos o que su marido volvía de la guerra.

Conclusión: que igual cuando hayamos leído la biografía y sepamos más de la vida de Daphne podremos disfrutarla más, pero de momento como historia, sin importar si era real o no, nos pareció interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada