jueves, 27 de mayo de 2010

De flor en flor

Aunque no tenga ni idea de flores, me cuesta mucho no sacar la cámara cuando veo una mona.

Hice muchas del rosal cuajadito de flores de mi antiguo balcón madrileño. Es como un rito de paso obligatorio para todas mis cámaras.







Después en casa de mi tía estaba esta preciosa flor en la ventana de la que nadie recuerda su nombre (Elvira, ¿tú la conoces?), lo que casi, casi demuestra lo mismo que lo de los dulces, que mi despiste con los nombres de flores es más hereditario que (des)aprendido. Con nombre o sin nombre, la foto fue irresistible.


Luego en otra ventana había otra preciosa flor, pero ya era de noche y no intenté hacer fotos. Pero antes de irnos otra flor nos salió al paso. Antes, cuando hablaba de la herencia genética en cuanto a los nombres de flores y plantas decía "casi, casi" porque aquí era yo la única que no sabía que era una orquídea.




Sí, con la cámara puede decirse que voy de flor en flor.

5 comentarios:

  1. ¡Cómo te entiendo! :-) No conozco esa flor naranja, ¡qué bonita!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que os hayan gustado.

    Elvira: qué pena que no conozcas la flor naranja. Tendremos que ponerle uno inventado ;)

    ResponderEliminar