sábado, 10 de mayo de 2008

Imágenes de un viernes lluvioso

Ayer llovió en Barcelona todo el día. Y llovió en condiciones por fin. Me tuve que refugiar en mi Starbucks preferido mientras hacía tiempo para ir a donde había quedado con Manuel. No estaba el día para pulular. Hoy sigue lloviendo. (NOTA: no me gusta nada la lluvia, pero hay veces en que hasta yo la agradezco).
Comimos (muchísimo) en Gino's. Mientras yo intentaba (sin éxito) terminar con mis profiteroles nos dedicamos a ponerles caras. El mío es el sonriente de la izquierda, el de Manuel es al que ahora le veo cara de Hitler. Pululamos por el centro comercial en el que estábamos (ya digo que no hacía día para pulular por la calle) y cuando fue la hora nos encaminamos hacia el Versus teatre para ver: Ruddigore o la nissaga maleïda. Una adaptación al catalán de la opereta de Gilbert y Sullivan. La adaptación está modernizada y le han dado un toque gótico que no estaba en el original. De hecho durante todo el primer acto lo único que no hay negro en el escenario son las caras pálidas de los actores. El resto: patos, manzanas, cochecitos de niño... están pintados de negro.

El Versus teatre es como el Gaudí (de hecho es de la misma gente). Un escenario a suelo raso con filas de butacas en los dos costados (el Gaudí aun va más lejos y está rodeado por los cuatro costados) donde, sobre todo si estás en primera fila, tienes a los actores al ladito.

La obra, para mi gusto, tardó un poco en arrancar, pero una vez que lo hizo estuvo muy, muy bien. Nos reímos muchísimo. Un "trailer":

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada