domingo, 4 de mayo de 2008

A quien madruga...

Hoy nos hemos tenido que levantar tan pronto para volver que hemos visto salir el sol desde Barajas y hemos volado en un avión que casi era un jet privado de lo vacío que iba.

Claro que yo lo recuerdo todo muy nebuloso hasta que me he despertado de la "siesta de antes de comer" (de casi dos horas) que había jurado y perjurado que no dormiría, pero es que llegar, deshacer la maleta, sentarme en el sofá y quedarme frita fue todo uno.

Iba a decir que la tarde ha sido algo más productiva, pero haber recorrido casi 600 km cuando la mayoría de la gente empieza a abrir los ojos en domingo (o se mete en la cama, que hemos visto muchos juerguistas de buena mañana) es bastante productivo, creo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada