viernes, 21 de diciembre de 2007

Invierno

Parece que el invierno se ha tomado en serio lo de llegar hoy. Hace frío, llueve y está casi tan oscuro como si fuera de noche.

El caso es que esta primera noche de invierno tenemos evento otra vez. Vamos a ver la obra de teatro de La plaza del diamante, adaptación de la novela de Mercè Rodoreda. La obra es en catalán y yo siempre "presumo" de entenderlo más o menos bien, aunque normalmente si no entiendo alguna palabra siempre resulta ser la palabra clave. Espero que la dicción de los actores sea buena o la obra, que ya es larga de por sí, se me hará eterna. En fin, un reto. También tengo el libro en catalán en mi haber, pero aún no lo he leído y conozco más bien poco del argumento, así que no tengo guías externas. Quizá ya lo deje para el año que viene (o, lo que es lo mismo, para dentro de un par de semanas) que se celebra el Año Rodoreda.

Tampoco hoy como con Manuel al estilo tradicional de los viernes. Mi idea era pulular por Barcelona mientras hacía tiempo hasta la hora a la que hemos quedado y, de paso, acercarme a ver el Nacimiento de la Plaza de Sant Jaume, pero viendo cómo está el día no estoy tan motivada como cuando, con sol, se me ocurrió mi plan. Bueno, sea como sea ya contaré aquí a qué me he dedicado.

Y es que los planes no siempre se cumplen. Sin ir más lejos hoy quería poner alguna canción de Navidad de las que más suenan en mi iPod estos días, pero he visto el siguiente vídeo por ahí y me tiene fascinada. Es un baile navideño, con su correspondiente música, del tipo que Jane Austen, por ejemplo, hubiera conocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada