sábado, 26 de julio de 2008

Minutos musicales

La música del verano, que no la canción del verano ni nada por el estilo:

- Los Proms. En mi caso no tanto - o no necesariamente - por la música que se toca, sino por anglofilia pura y dura, y una inevitable asociación con lo bueno del verano, no el calor, nunca el calor, sino las vacaciones. En Londres una vez fuimos a un Prom en el Royal Albert Hall. Y, aunque suela anunciar el final del verano/vacaciones, espero con ganas que llegue la Last Night of the Proms, con todas las canciones patrióticas.

- Bayreuth (pronunciado "bairoit"). Seguramente (?) debería confesarlo con vergüenza, pero no soy una gran fan de la ópera. Tampoco de Wagner. A Manuel sí le gusta mucho la ópera así que durante el resto del año hay días en que suena de fondo una u otra, por lo que he pasado de no gustarme nada a más o menos tolerarla. Bayreuth me "gusta" porque simboliza las vacaciones tanto como los Proms y porque me hacen gracia los fanáticos de Bayreuth y todo el trasfondo e historia del festival, con sus butacas incómodas que cuestan una pequeña fortuna y donde el público - grandes fanáticos, por supuesto - pasan horas y horas. Ayer nos reíamos de los métodos que existen para adquirir las codiciadas entradas para el festival. Ayer también tocaba Parsifal que tiene el honor de ser el primer Wagner made in Bayreuth (y probablemente el primer Wagner a secas) que oyó esta pobre inculta en algún verano anterior.

- Y ahora mucho más en mi terreno conocido: no puedo dejar de escuchar a los Beach Boys. Cuando no suenan los Proms o Wagner en casa lo que se oye son los Beach Boys. Variopintos que somos. Así que aquí dejo una de mis canciones preferidas del momento, en un vídeo que no tiene más imagen que un disco de vinilo dando vueltas pero que los nostálgicos sabrán apreciar por el ruidillo de fondo inconfundible de ese tipo de discos (¡y que nadie salte ni pise fuerte ni corra o saltará el disco y fastidiaremos la canción!*). Darlin':



Y tanto hablar de vacaciones y verano, pero yo tengo teletrabajo para dar y tomar. Mejor que me ponga con ello, sí.

* Estoy quedando muy mal en esta entrada: no me gusta la ópera y, encima, confieso que tampoco termino de entender la nostalgia que les ha entrado ahora por el vinilo. ¿Quizá influyan otros factores como que no es tan fácil de piratear?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada