miércoles, 23 de enero de 2008

Duelo de titanes

Ya dije que mañana tengo examen serio de catalán, para subir de nivel. Y hoy debería sin falta mirarme un poco todas las cosas tan básicas que hemos dado y no confiar en vivir de las rentas. Pero claro, está Virginia Woolf, con sus olas (practiquemos: les ones, en català) de por medio y entonces la cosa se complica.

Por otra parte, ayer terminamos de ver la nueva miniserie de Sentido y sensibilidad. A medida que la vas viendo más te vas quitando un poco de la cabeza a Emma Thompson & co y va mejorando. Tiene sus fallos y es muy 2008 y Jane Austen se moriría otra vez si pudiera ver algunas escenas y algunos ajustes metidos un poco con calzador (lo que decía el otro día yo de la lista de la compra). Manuel tuvo ojo desde el principio y mientras que a los dos la nueva Marianne no nos terminó nunca de convencer del todo, la nueva Elinor va ganándote poco a poco. Pero es que la sombra de Emma Thompson es alargada. No la considero la versión definitiva - si es que eso existe objetivamente - pero se deja ver, sobre todo el segundo y el tercer capítulo.

Y creo que hoy los obreros se han tomado el día libre después de venir a trabajar ayer que era fiesta (eso, o son todos de Toledo, donde hoy es fiesta según mi calendario). Al menos - si el otro ruido, el de Las olas, lo permite - podré estudiar catalán con tranquilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada