jueves, 17 de abril de 2008

Ni los más viejos del lugar lo recuerdan

He salido a comprar y no había ni un alma en la calle. He supuesto que estaba todo el mundo metido en casa, un poco receloso y asustado por eso tan inusual que pasaba fuera.

Llovía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada