martes, 1 de marzo de 2011

Escapada a Haworth

Entrada larguísima pero, espero, informativa.

Como este año por motivos obvios no tendremos nuestra habitual escapada veraniega, hemos cambiado un poco las fechas y organizado una miniescapada para la semana que viene. Lo reservamos todo antes de Reyes, así que, pese a que es la semana que viene como me repito una y otra vez para ver si me autoconvenzo, me parece que faltan siglos todavía.

El caso es que no lo podíamos resistir más y el pueblo de las Brontë se nos hacía ya demasiado tentador (ya dije una vez que en nuestro caso, volver era cuestión de "cuándo" no de "si"). ¿Para qué resistirse más tiempo? El lunes que viene nos plantaremos en Londres, donde haremos noche (mala pata que no nos dimos cuenta de que los lunes son en general días de descanso teatral, por lo que encontrar algún evento para esa noche está costando más de lo que debería porque nada de lo que más nos apetecía ver está disponible) y al día siguiente tren rumbo al norte, al pueblecito de las Brontë un par de días. En total será una escapada de apenas cuatro días que se pasarán volando, pero menos es nada, ¿no?

Así que cuando hace unos días Miss Whoever You Are de Like Tears in Rain me escribió sugiriendo que escribiera una entrada de cómo llegar a Haworth y demás, con este panorama a la vista (y la verdad es que sin él habría sido igual) me pareció una gran idea y de nuevo le doy las gracias por la inspiración.

CÓMO LLEGAR A HAWORTH

Todo esto lo escribo de memoria (la última visita fue en 2007) refrescada un poco por los preparativos para este viaje pero, como podré poner esta guía en práctica la semana que viene, me comprometo a hacer correcciones, sugerencias y recomendaciones a la vuelta en caso de que las haya.

En primer lugar, hay diferentes formas de llegar al país. Lo más cerca que se puede llegar a Haworth es, que yo sepa, al aeropuerto de Leeds: la línea lowcost Jet2 realiza vuelos Barcelona-Leeds (también vuelvan desde/hasta Murcia, Málaga, Alicante, Ibiza, Reus, etc.). El problema es que son sólo un par de días a la semana (nosotros estuvimos explorando esta opción pero los días se ajustaban muy mal a lo que queríamos), en la actualidad los jueves y los domingos (eso desde Barcelona, desde las otras ciudades son otros días, lo mejor es consultar su web). Más abajo explico cómo llegar desde Leeds a Haworth.

Si esa opción, por lo que sea, queda descartada, también se puede volar a Manchester, que es un trayecto que ofrecen más compañías. De esto debería poder hablar con más soltura porque cuando fui a York en 2001 aterricé en el aeropuerto de Manchester, pero me doy cuenta de que lo único que recuerdo de esa llegada (de la vuelta no recuerdo nada de nada) son unas escaleras mecánicas del aeropuerto y un poco del viaje en tren hasta York como en flashes (la parada del tren en Manchester centro, no poderme bajar allí, con lo que me picaba (y me sigue picando, porque sigo sin haber visitado Manchester en condiciones) la curiosidad, la vegetación tan verde y tan cerca de las ventanas del tren, el libro que intentaba leer y que, pese a ser una saga familiar, no me gustaba nada de nada (he intentado dar con él pero no recuerdo el nombre de la autora y hay miles de libros con nombres parecidos). Lo siguiente que recuerdo es la estación de tren de York, los anuncios de libros en carteles enormes y, nada más salir, la muralla.

Y si no, pues se puede volar a cualquier otro aeropuerto. Pese a estar lejos, ir a Londres no suele ser mala idea por varios motivos: los viajes suelen ser económicos y la cantidad de vuelos y ofertas, ya se sabe, inmensa.

Así que de momento supondremos que se llega a Londres y luego voy recopilando a los viajeros que han llegado a Leeds y a Manchester por el camino.

En Londres hay que ir a coger el tren a la estación de Kings Cross. Recomiendo - porque nosotros siempre así lo hacemos - ir con tiempo y, pese a los bártulos, salir de la estación y acercarse, a cinco minutos andando, a la British Library a contemplar el manuscrito expuesto de Jane Eyre (entre muchos otros, claro). Es una forma excelente de entrar en la mentalidad del viaje, de ir conectando con el destino final de Haworth.

De vuelta en Kings Cross los fans de Harry Potter pueden entretenerse buscando el famoso andén 9 y 3/4. Los demás pueden recrearse en las bondades, o no, de una estación de tren típicamente victoriana. Todos tendrán que esperar hacinados en un pequeño vestíbulo a que anuncien su tren en las pantallas. Por suerte, las tiendas que hay alrededor del vestíbulo no están mal: tiendas de comida (recomiendo comprar algo para el viaje, aunque los trenes ingleses tienen carritos con bebidas y cosas para picar (de pago, claro)), antes - veremos si sigue allí - también había una pequeña papelería muy chula.

Pero para subirse al tren hacen falta billetes y, como yo siempre digo, el consejo que voy a dar ahora es el mejor consejo que se le puede dar a cualquier viajero con destino Inglaterra que vaya a utilizar el tren (el mejor consejo para cualquier viajero con destino Londres que vaya a utilizar el transporte público, por cierto, sería que se haga con una Oyster Card). No exagero. Cualquier billete de tren que vaya a utlizar (ya sea en este caso desde Londres, pero también desde Manchester, Leeds o cualquier otro punto de Inglaterra) DEBE COMPRARSE POR ADELANTADO POR INTERNET. ¿Por qué? Por el simple hecho de que los trenes ingleses son carísimos ya de por sí (sobre todo teniendo en cuenta lo cutrecillos/viejos que son en su mayoría) y su precio va aumentando a medida que se acerca de la fecha por lo que si se compran en la estación en el momento lo más probable es que haya que dejar un riñón porque son más caros aun. En serio, no exagero: billetes de tren por adelantado: imprescindible.

En la compra por internet, para que no haya líos con envíos perdidos ni similares, lo mejor es elegir la opción de recoger en la estación. Allí hay (o había, supongo que seguirán estando) unas máquinas donde metías el código de reserva y te daban tus billetes. Los billetes que hay que comprar (sea cual sea el origen) han de ser con destino KEIGHLEY (pronunciado, contra todo pronóstico, "kizli" (esa es la transcripción a la española, con zeta de Zaragoza)).

Bueno, pues con los billetes en la mano, los bártulos, las provisiones que se hayan comprado para el viaje y cuando por fin aparece el tren propio en las pantallas se sube uno al tren y se prepara para el viaje, que dura, según las paradas que tenga el tren, tres horas y pico o cuatro. El paisaje es bonito o como mínimo interesante por novedoso. Si uno está muy mentalizado puede imaginarse que este mismo viaje fue el que hicieron las hermanas Brontë en diferentes momentos de sus vidas (aunque para ellas la estación de tren no era Kings Cross, ojo): Charlotte y Emily cuando fueron y volvieron de Bruselas, Charlotte y Anne cuando fueron y volvieron a Londres en julio de 1848 para demostrar a sus respectivos editores que los hermanos Bell - sus pseudónimos - eran realmente tres y no una sola persona como entonces se especulaba. Charlotte ya sola tras la muerte de sus hermanas y durante su creciente fama literaria.

Este tren parará en Leeds, de modo que allí podremos recoger tanto a los pasajeros que hayan aterrizado allí mismo como a los que hayan aterrizado en Manchester y seguramente hayan cogido un tren Manchester-Leeds también. Con toda seguridad, porque es lo que tiene el hecho de que los trenes dejaran de ser un servicio público y pasaran a ser privados (esto y lo de los mútiples accidentes hace años), es que haya que bajarse del tren y cambiar a otro de otra compañía. No hay problema, porque en los billetes reservados estos saltos/transbordos son automáticos. Si no recuerdo mal en la estación de Leeds hay un Starbucks, por si alguien quiere reponer fuerzas.

El tren al que hay que subirse ahora es el que tiene como destino o pasa por Keighley. Ojo si se va en verano porque Manuel y yo una vez nos montamos en un tren que nunca salía y que, obviamente, no tenía aire acondicionado, y se iba llenando e iba adquiriendo una temperatura infernal.

Una vez en Keighley existen dos opciones: la de los adinerados y/o soñadores y la de la plebe.

La de los adinerados y/o soñadores es una que yo nunca he tomado. Consiste en, desde esa misma estación, sacar billetes (estos creo que son al mismo precio se compren cuando y donde se compren, pero mejor comprobarlo con antelación por si acaso) para el Keighley & Worth Valley Railway (KWVR), que es un tren de vapor clásico que, por si alguien conoce la película, es el de The Railway Children. Ese tren les lleva directamente a la estación de tren de Haworth (es el único tren que para allí).

Para la plebe lo que existe es el autobús. Para cogerlo hay que salir de la estación de Keighley y, aunque no tiene pérdida y está indicada por señales, lo mejor en caso de duda es preguntar por la estación de autobuses, que está a cinco minutos andando. En la estación se mira qué autobuses pasan por Haworth y se sube a uno de ellos, comprando un billete (tampoco barato). Se le puede pedir al conductor que avise cuando estemos y puede que el conductor se acuerde. Si no, pues hay que preguntar o ir a ojo.

Para reencontrarnos: los que hayan llegado a la estación de tren de Haworth tienen que subir (y las pendientes empinadas empiezan desde ya: ¡ánimo!) y los que han llegado en autobús pueden haber tenido menos suerte: según el conductor u otra persona les haya avisado, según le hayan entendido (el acento es, en general, cerradito, muy a lo Cumbres borrascosas), etc. y puede que estén en la parada de autobús de la estación en la misma situación que los que han llegado en tren o puede que hayan tenido un poco más de suerte y los haya dejado en la parte media de la Main Street. En cualquier caso hay que coger aire porque más que curvas vienen escaladas.

En este punto ya depende del alojamiento que uno tenga. La opción más económica es alojarse en el Youth Hostel que, por si alguien busca la asociación Brontë, en su día fue la casa de uno de los médicos que atendieron a la familia. Yo nunca me he alojado allí, pero Manuel sí y, por lo visto y al menos cuando él estuvo, el sitio está bien. (Y preparan comidas para llevar, por si se quieren hacer excursiones sin preocuparse de dónde comer, etc.).

Luego la oferta es bastante amplia, pero que nadie busque hoteles al uso porque de esos, que yo sepa, no hay. El alojamiento en general es tipo bed & breakfast. Hay casas (con más o menos complementos, lujos, etc, como en todas partes) dedicadas exclusivamente a ello y también hay pubs con habitaciones disponibles. Otra opción disponible, pero supongo que esta es más para quien vaya con coche propio o alquilado serían las casitas de "self-catering", que tampoco deben de estar nada mal.

Cosas que hay que saber de Haworth: hay que saber, lo primero de todo, que la calle principal famosa por ser empinada es mucho más empinada y larga al natural de lo que antes se ha imaginado. La gente suele ser muy amable, por lo que preguntar, solicitar ayuda y demás no debería ser un problema. Hay varios pubs: recomendable, por ser un viejo conocido de Branwell Brontë, el famoso Black Bull en la parte alta de la calle principal (ojo con emborracharse e irse rodando calle abajo) y, que nosotros conozcamos, el White Lion Hotel (prácticamente enfrente del Black Bull) también tiene comida muy rica. Pero hay más pubs y un restaurante (con alguna habitación disponible, por cierto) llamado Weavers del que los residentes hablan siempre muy bien. Pero OJO: ¡esto no es Londres! Hay que enterarse muy, muy bien de los horarios de la cena en los pubs, que suelen ser bien temprano. Manuel y yo una vez fuimos a cenar al Black Bull a las siete de la tarde y ya se había pasado el turno de cenas (de ahí que acabáramos cenando en el White Lion, que deben de ser unos alocados por servir cenas a esas horas).

Para emergencias de cualquier tipo: hay (o había, pero supongo que seguirá estando) un supermercado Spar en Mill Hey, la calle perpendicular a la parte baja (sí, lo siento) de la calle principal. Allí también hay un cajero automático.

Obviamente la gran atracción del pueblo es la casa-museo de las Brontë. Sobre esa visita sobran los consejos.

Pero si alguien va en coche propio/alquilado he aquí un consejo: no es recomendable aparcar en el aparcamiento más cercano (hay otro no mucho más lejos) a la casa. Es privado y es de un señor que sale con frecuencia en las noticias inglesas por "anclar" los coches aparcados en cuanto el cliente se pasa un segundo de la hora de recogida (a veces incluso antes) y luego pide una penalización astronómica. Así que cuidado con eso.

La iglesia, enfrente de la casa, también se puede visitar, así como el cementerio, con montones de tumbas, algunas de conocidos de las Brontë. Que nadie busque la tumba de las Brontë puesto que, lo más cerca que uno puede situarse de ella es, dentro de la iglesia, en el pilar señalado en la "capilla Brontë". La familia Brontë - con la excepción de Anne, enterrada en Scarborough - está enterrada debajo de ese pilar, en una cripta sellada.

La otra gran atracción son, claro, los páramos. Para acceder a ellos la forma típica es caminar por el "paseo" que hay entre la iglesia y el cementerio e ir pasando las "kissing gates" hasta llegar a ellos. No tienen pérdida, porque es un camino único y, sobre todo, marcado por señales incluso en japonés.

En los páramos uno es totalmente libre de ir adonde quiera: puede quedarse al principio y contemplarlos hasta donde alcanza la vista y parece que no acaban nunca, con la famosa granja en ruinas de Top Withins a lo lejos (se supone que su ubicación sería la que Emily Brontë podría haber tenido en mente para Cumbres borrascosas, la casa). Puede uno adentrarse un poco en ellos, llegar a lo que las Brontë llamaban "the meeting of the waters", ahora llamado Brontë Fall, donde se juntan unas minicataratas con un riachuelo. Allí está también la famosa "Brontë chair", una piedra con forma de silla en la que algún gracioso no se sabe cuándo, inscribió "C. Brontë". Este punto está a unos dos kilómetros y es un buen lugar para hacer una parada si lo que se quiere es llegar hasta Top Withins, que está a unos cuatro kilómetros y pico (y luego hay que volver, claro). Aviso para navegantes, eso sí: el tramo final para llegar a Top Withins es una pendiente bastante agotadora pero que, si uno puede con ella, merece mucho la pena sobrepasarla y plantarse en Top Withins.

Sobre los páramos: la mejor época para visitarlos es la segunda quincena de agosto o primera quincena de septiembre, que es cuando el brezo está en flor y la vista es espectacular. Técnicamente, por cierto, está prohibido coger brezo: así que si alguien lo coge y algún caminante le llama la atención que no se extrañe. Hay que ir con calzado adecuado, ya que el terreno es montañoso: hay charcos, barro, hay piedras, hay caminitos muy estrechos, etc. etc.

Y ya para concluir, por fin: sitios cercanos con conexiones Brontë que merece la pena visitar ya que se está allí: York, con o sin conexiones Brontë, se merecería una visita, pero está a un ratito en tren (que hay que coger desde Keighley y hacer transbordo en Leeds). Scarborough, que está a un par de horas en tren, creo recordar, y merece la pena por visitar la tumba de Anne, con sus vistas. La tumba de Anne en estos momentos es una visión muy, muy dolorosa porque se está cayendo a trozos y la Brontë Society ha decidido no hacer nada por salvarla: dejar que se desintegre poco a poco (y las letras ya están bastante borradas) y, más adelante, colocar una placa o una réplica, no me queda muy claro (por qué no salvar la original y colocar ahora la placa/réplica es algo que no queda claro tampoco). Eso sí: recomendación para Scarborough: evitar la bahía sur (es muy cutre) a toda costa cuando se va hacia la tumba de Anne (muy bien señalizada), es mejor ir hasta allí por el lado de la bahía norte, infinitamente más bonita. Otras excursiones más cercanas a Haworth: Thornton, el pueblo donde nacieron todos los miembros más conocidos de la familia Brontë (Charlotte, Branwell, Emily y Anne), la casa natal tiene una plaquita y pueden verse también los restos de la antigua iglesia, la casa de unos amigos del matrimonio Brontë, etc., Wycoller Hall (mansión en ruinas que cree que inspiró Ferndean en Jane Eyre), Cowan Bridge, North Lees Hall, el llamado Shirley Country (por la novela Shirley de Charlotte Brontë, con las cosas de sus amigas Ellen Nussey y Mary Taylor), Haddon Hall, que no tiene conexión Brontë directa pero que ha sido Thornfield Hall en varias adaptaciones (y lo será de nuevo en la que se estrenará este año), etc. De estos sitios yo he visitado algunos y otros no. Lo mejor para estas pequeñas excursiones, si se usa transporte público, es utilizar la guía Wymetro.

Y que yo sepa eso es todo. Dudas, sugerencias y demás son por supuesto bienvenidas en los comentarios. Y, ya digo, si se me ocurren nuevas cosas o encuentro que hay que hacer correcciones en nuestro viaje no dejaré de retocar esta entrada a la vuelta.

Para acabar, unas fotitos para poneros los dientes largos y tentaros a seguir los pasos anteriores:







Fotos seguro que habrá más a la vuelta, claro.

17 comentarios:

  1. Me has hecho sentirme como una potentada; fuimos y volvimos en el tren de vapor y no recuerdo yo que fuera tan caro.

    Que lo paséis los tres de miedo, fijo que Baby X sale brontëano (o brontista, como de un equipo de fútbol).

    ResponderEliminar
  2. Simplemente maravilloso y altamente envidiable. Un viaje encantador, ya nos contarás, porque creo que me dan ganas locas de seguir tus pasos. A mi no se me puede hablar de viajes.... me da el síndrome de piernas inquietas....

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes que me encantan tus entradas contando los viajes!! Y esta vez, con una previa, qué más se puede pedir???
    Ala, ahora a esperar!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por esta entrada. Una cosa con respecto a la compra de los billetes por Internet: estos dos últimos veranos, he intentado efectuar la compra de trayectos como Bristol/Salisbury, Salisbury/Bath o Manchester/Windermere, sin éxito desde España. EL problema, venía al efectuar el pago con las tarjetas de crédito. Digo tarjetas, ya que he probado con varias, y son las que utilizo normalmente, sin problemas, para mis compras por Internet, sin embargo, no eran aceptadas por su sistema. Ya he hablado de esto con otras personas, y algunas han tenido también este problema.
    María

    ResponderEliminar
  5. Que tengáis muy buen viaje!
    Me has hecho recordar mi viaje este verano a Inglaterra, que, precisamente, tuvo Haworth como una de les paradas. Aunque el pueblo me encantó, me sorprendió la cantidad de japoneses que había. No sé qué motivo hay para que haya tanto seguidor de las Brontë en Japón...
    Y me uno a la recomendación de York, es una ciudad maravillosa :)

    ResponderEliminar
  6. Que tengais muy buen viaje, que bien que podais tomaros unos dias y escapar a un lugar tan idilico, mister x va empezar a viajar bien pronto.
    No se que me ha pasado que anteriores comentarios no ha salido, estaran donde las fotos que no se públican, que misterios.
    Bueno, quedamos tod@s expectantes con la cronica viajera.

    ResponderEliminar
  7. Jooooo que suerte!!!!! Y sí, me has puesto los dientes largos, como me gustaría ir. Hace poquito que volví a leer Cumbres, así que imagina
    Yo también tengo vacaciones la semana que viene, aunque un poco forzadas
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado hacer este viaje a Haworth con vosotros, mira que tentarme tanto con el tren de Railway Children (que una es pobre). De momento en el próximo viaje a Londres espero poder ir a Chawton pero en el siguiente tocan las Brontë :)

    ¡Pasadlo bien! Y descansa en las cuestas ;)

    ResponderEliminar
  9. Qué maravilla de entrada, Cristina!! Una escapada a Haworth!!! Nosotros fuimos en coche de alquiler, desde Londres...y nos fue difícil encontrar Haworth...casi nos lo pasamos. Recuerdo que hay un pueblo cercano llamado Bingley...y allí preguntamos a un señor, que muy amablemente nos indicó.
    También fuimos a Thorton, donde nacieron las Brontë. Imagino que tú ya lo habrás visitado. Lo más singular es la placa y alguna que otra calle del pueblo.
    En cuanto a Haworth, está lleno de encantos, como bien sabes. No sé si aún estará una tienda donde poder sentarse y tomar té...y pintar tu propia taza si quieres. Ya me dirás...está en la calle principal en la que hay librerías, comestibles, etc...y va hacia abajo desde el Pub. Sale en una de tus fotos. Que por cierto...tengo una muy parecida.
    Una entrada preciosa, Cristina, me han entrado ganas de volver y pasear por las calles, volver a recorrer los páramos, los paeseos de las Brontë y llegar luego al Bed and Breakfast "de cine" en el que nos alojamos.
    Bueno, disfrutar muchísimo!!! Y nos contáis a la vuelta.
    Besos!!! (el viaje en tren tiene que ser una maravilla)

    ResponderEliminar
  10. Miss Froy: a mí, para el recorrido tan cortito que es sí que me parece carillo, pero vamos, que es verdad que no hay que hipotecarse para darse el capricho, que yo a veces exagero ;)

    Brontista suena bien, aunque Manuel y yo estamos bastante convencidos de que el pobre Baby X saldrá harto de las Brontë. Eso o como una conocida que hace años nos contaba que su hijo, con 5-6 años, veía películas infantiles y las comparaba con Cumbres borrascosas ;)

    Óscar: pues no te resistas y sigue los pasos. Yo creo que es un viaje que merece mucho la pena.

    Mar: jajaja... pues ya llegarán las crónicas, a ver qué calificación les das ;)

    María: pues no tenía ni idea de que a alguien le daba problemas lo de comprar los billetes de tren por internet. Nosotros - desde que nos dieron el consejo de oro - hemos funcionado siempre así y nunca hemos tenido ningún problema. ¿Los compras en National Rail o en webs tipo Qjump? Creo que nosotros hemos comprado en ambas (esta vez en National Rail) y ya te digo que nunca nos hemos encontrado nada raro. No sé si tendrá que ver y seguro que ya lo haces así, pero en National Rail tienen un botón para compras con direcciones internacionales. No sé, ya te digo que me ha sorprendido mucho lo que me dices.

    Zarita: los japoneses, más que seguidores de las Brontë, suelen ser seguidores de Cumbres borrasocsas, de ahí que el camino señalado sea hasta los páramos y Top Withins. Cosas curiosas, sí.

    Ángeles: lo de los comentarios perdidos en el éter me da muchísima rabia. Y lo peor de todo es que no hay forma de solucionarlo, es cosa de Blogger. Grrr.

    Gracias por los buenos deseos con el viaje. Ya contaré qué le ha parecido todo a Mister X a la vuelta ;)

    Emma: es que leer a las Brontë es muy malo para estas cosas, te dan ganas de plantarte allí, ¿verdad? Y eso que Cumbres borrascosas no se caracteriza por el ambiente acogedor ;)

    LittleEmily: bueno, puntualizo, como decía Miss Froy más arriba, que el precio del KWVR no es tampoco para hipotecarse. Así que si eres fan de The Railway Children yo creo que te puedes dar el capricho, mujer.

    Cuando vayas a Chawton serás tú la que me dé envidia. Nunca he estado y también tengo muchas ganas de visitarlo.

    Lo de subir la Main Street y demás cuestas va a ser una juerga. Ya me cuestan a veces las insignificantes de aquí así que allí creo que me voy a ir haciendo amiga de todos los dueños de las tiendas que hay a lo largo de la escalada ;)

    ResponderEliminar
  11. María: ¡gracias por recordarme lo de Thornton! Cómo he podido olvidarme de incluirlo en sitios significativos cercanos. Ahora mismo edito la entrada para incluirlo, qué despiste. Sí que hemos estado, claro. Un pueblecillo curioso.

    Creo que sé la tienda que me dices, pero no sé si me veo pintando mi propia taza, porque las manualidades no son lo mío. Mejor que me centre en dar con tazas monas de recuerdo diseñadas por profesionales ;)

    Si no me equivoco, estuvisteis en el mismo B&B que nosotros, ¿no? Nosotros esta vez hemos cambiado, a ver qué tal el sitio "nuevo" (nuevo para nosotros, porque ya lleva años allí).

    Sí, sí, ya contaré, a ver qué tal se nos da :)

    ResponderEliminar
  12. Eternas gracias por la entrada, con ayudas a la pronunciación de ciudades y todo. De verdad, esto me va a venir muy bien para mi deseada visita a la tierra de las Brontë, que espero realizarla este año o el que viene.
    Y espero que disfrutéis de vuestra estancia por allá y que a la vuelta nos sigas describiendo igual de bien que siempre haces tu experiencia.

    Gracias de nuevo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Buenísima idea. En verano tendréis otro tipo de entretenimiento, de noche y de día. :-) Aunque bien pensado, con tus genes de dormilona, igual tenéis un bebé que os deja dormir genial!!!

    ResponderEliminar
  14. Eternal: es que la pronunciación de Keighley es muy rara y, claro, si tienes que preguntar por el sitio o algo y lo dices mal (o como se diría lógicamente) la cosa puede complicarse mucho.

    Me alegra que la entrada te haya sido útil, que era lo principal. Veremos si hay que mejorar y/o añadir cosas a la vuelta.

    Elvira: ¡jajaja! Que quien sea te oiga en lo de los genes. Manuel es justo todo lo contrario, así que como saque los suyos y no los míos el verano y más allá van a ser una verdadera "juerga".

    ResponderEliminar
  15. Qué envidia... Mira que cada vez que subo las maravillosas cuestas de mi barrio pienso que ya estoy preparada para visitar Haworth, pero aún no ha surgido la ocasión. Suerte de entrada, que ha sido un recorrido virtual estupendo.
    ¡¡Buen viaje!!

    ResponderEliminar
  16. Sí, con esas cuestas estás preparadísima. Y no sé si incluso la cuesta de la calle principal de Haworth se te haría poca cosa y todo. Mientras todos llegamos sin respiración tú estarías tan fresca y preguntando si eso era todo ;)

    ResponderEliminar
  17. Gracias mil por esta entrada!!!

    No tenía idea de cómo llegar a Haworth... Soy una gran, gran fan de las Brontë (sobre todo de "Jane Eyre", esa historia marcó mi infancia/adolescencia) y, aprovechando que estaré en Londres por unos meses, debo definitivamente de visitar su ciudad. Acabo de comprar mi pasaje de tren a Keighley! Ahora, como estoy planeando ir el 30 de agosto, felizmente no salió muy caro :).

    Otra cosa (siguiendo con la buena suerte) encontré un tren que partía a las 6am, por lo que, tanto para ahorrar como por el hecho de que voy sola, decidí volver el mismo día a Londres, en el tren de las 7pm. Estoy llegando entonces como a las 10am a Haworth (o antes, quizás, calculando) y tengo que salir del pueblo, cómo máximo a las 6pm... dime, qué me recomiendas visitar durante esas horas y en qué orden??? Gracias miiiiiiiiiiiil de antemano!

    ResponderEliminar