miércoles, 25 de agosto de 2010

La gran manzana


Ya estamos de vuelta de Nueva York (en la foto: Times Square). Como la vez anterior, nos habríamos quedado sin problemas. Como decía la canción de REM que puse hace unos días (podrían ser años) irse de Nueva York nunca es fácil. Como premio de consolación, hoy los hados han hecho que el cartero (¿qué ha sido de mi querida cartera? Espero que esté de vacaciones y no que la hayan cambiado de zona) me haya traído el nuevo libro de Kate Atkinson, Started Early, Took My Dog, que me autorregalé por mi cumpleaños y que salió a la venta la semana pasada. En cuanto acabe con la siempre amena compañía de Dorothy Parker, le hinco el diente, que tiene muy, muy buena pinta, como era de esperar tratándose de Kate Atkinson.

El consuelo es que nos ha cundido muchísimo. Siempre se quedan cosas en el tintero, sobre todo en una ciudad como Nueva York donde, por seguir con lo del tintero, el turista apenas logra vaciar unas gotitas de un tintero de, por lo menos, litro y medio.

Ya iré contado cosas durante los próximos días, si es que consigo poner en orden mis fotos, mis pensamientos y mis compras, que pueden verse en la foto de abajo. Como se puede ver, los libros - en comparación con otros viajes - son relativamente pocos (siete, aun así, no está mal), más que nada porque mis lecturas empiezan a ser demasiado británico-céntricas incluso para una ciudad como Nueva York. En cambio, tés he traído cinco y tuve que hacer grandes esfuerzos para no traer más. Había tantos y tan tentadores. El resto son caprichitos varios más un par de camisetas (destinadas a estar por casa) que no salen en la foto, un par de imanes que se fueron directos al frigorífico y un relojito también con imán que también fue directo al frigorífico.

Tampoco salen en la foto las botellas de refrescos que fueron también directas al frigorífico: al interior, en su caso. Dos Cane Colas y una Coca Cola de vainilla (¡sí! Manuel la encontró por casualidad en el Duane Reade de al lado de nuestro hotel que, por lo que vimos, debía de ser el único sitio de todo Nueva York donde la vendían; menos mal que lo teníamos, literalmente, en la puerta). Y unas cuantas botellas vacias de cristal de las muchas bebidas (otras colas y clásicos como cream soda o ginger ale) que llegaron milagrosamente (no tan milagrosamente de hecho, puesto que me esmeré muchísimo en envolverlas con cuidado) enteras y son todas ideales para nuestra "selección" de botellas.


Así que, si consigo escribir algo coherente con fotos para acompañar, mañana os "llevo" unos días a Nueva York.

15 comentarios:

  1. Bienvenida!!
    Seguro que han sido unos días estupendos...que conservarás durantesemanas, ahí escondidos, en el refajo mental y anímico. Es lo que tiene NY, que siempre que vas te traes un pedacito.
    Esperamos tus noticias!

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno, creo que mientras yo comentaba en tu blog tú comentabas en el mío :D

    Me ha encantado lo del refajo mental y es definitivamente cierto. Te traes un pedacito de NY siempre... y siempre NY se queda un pedacito tuyo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Bienvenida!! Casi no os habríais acostumbrado al horario de allí cuando ya tuvísteis que volver, ¿no? Pero vosotros amortizáis muy bien los días.

    El calendario parece precioso. Espero que nos lleves a NY. :-)))

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida! Aunque es un rollazo la vuelta a casa, me ha hecho ilusión verte de vuelta por aquí, te hemos echado de menos :(
    Diós! No puedo imaginar qué grande debía ser vuestro equipaje con todo lo que traes (sobretodo con lo que no se ve en la foto!)
    Lo vuestro con la cocacola de vainilla es cosa del destino jeje! ;)
    Me encantará viajar contigo y tus fotos por esa maravillosa ciudad que algún día espero conocer... Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Ya de vuelta!! Qué bien Crisitna!! Cuánto nos tienes que contar!! La imagen de los regalos que te has traido, promete mucho...y qué de té!!! En fin...espero tus crónicas.
    Los calendarios me encantan!! Y el pequeñito parece muy especial. Ya nos lo irás mostrando en el 2011.
    Un abrazo y bienvenidos!!!

    ResponderEliminar
  6. ¿Ya estáis de vuelta??? ¡Pero qué rápido pasa el tiempo!!! Yo, como todos, estoy esperando la crónica del viaje! Por favor, no te cortes en poner muchas fotos y en hacer posts larguísimos, que tengo muchas ganas de saber muchas cosas y tomar nota de todas para cuando pueda ir yo.
    Bienvenidos!!!
    Pd: Tienes razón en lo del Turó y el Castillo de los Templarios. Creo recordar que no hice muchas fotos aquel día pero como la semana que viene vuelvo a tener vacaciones, prepararé un post sobre el monumento. La visita no está mal pero es mucho mejor la de la Seu Vella.
    De nuevo, bienvenidos y un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  7. Hola¡¡ feliz aterrizaje a la húmeda Barcelona, espero con ansia tus reportajes-sensaciones del viaje, un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida Cristina y seguro que todos esperamos con ganas las cosas que tienes que contarnos de tu viaje y
    ¡menudo botín te has traído! Tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  9. Chica, pero de verdad has estado allá? Si parece que no te habías ido aún!! :) Supongo que lo habrás disfrutado así que espero esas crónicas con fotos!

    saluditos!

    ResponderEliminar
  10. Guau, qué botín más maravilloso y la canción de REM no podría ser más ideal para este caso... :)

    ResponderEliminar
  11. NY! Me he pasado varios días por aquí a ver si ya habías vuelto ;) tantas ganas tenía de que nos explicaras como había ido por allí. ¡Que poquito libros! ¿No has encontrado nigún libro nuevo de Helene Hanff en Strand? Pero bueno... los calendarios lo compensan.

    REM... suspiros varios, es mi grupo favorito pero para llegar a entender de verdad la canción tendré que viajar hasta allí.

    ResponderEliminar
  12. Elvira: bah, yo lo del jetlag lo veo más un mito que una realidad y no hemos tenido grandes problemas ni a la ida ni a la vuelta, la verdad. Pero sí, con o sin jetlag, se ha pasado volando.

    Guacimara: te aseguro que viajamos sólo con una maleta nada grande (es justo un tamaño más que las que caben en cabina), es cuestión de no viajar con muchos trastos y llevar la maleta casi vacía ;)

    Ojalá puedas conocer NY: mecere muchísimo la pena.

    María: un montón de té... y un montón más que dejé en las baldas o recipientes correspondientes. Todos eran de lo más tentadores.

    Mar: sí, a nosotros también se nos pasó en un suspiro. Jajaja, me ha encantado eso de que no me corte. Pero no sabes lo que dices, que si no me cortara escribiría algo de la extensión del Quijote ;) Con todo y con eso ya me salen entradas eternas como la de hoy, pero bueno.

    Ángeles: argh, sí, qué desagradable fue eso. Yo venía en el avión NY-Zurich con jersey finito y manta y de vez en cuando barajaba la posibilidad de coger la manta de Manuel, que no la había abierto. Al llegar aquí no me podía creer que alguna vez hubiera pasado frío y hubiera estado sin sudar...

    Amelia: muchas gracias. Un buen botín, sí, estoy encantada.

    Lillu: el tiempo pasa volando, síp.

    Iris: la canción de REM es perfecta... como mi botín ;)

    LittleEmily: bueno, no son demasiados libros, pero ya digo que creo que mis lecturas son demasiado británicas incluso para NY. Pero bueno, pocos pero muy deseados. No, lo de Helene Hanff al final lo tendré que hacer a través de alguna web de segunda mano porque ya veo que no hay otra forma de conseguirlos. Es una pena.

    ResponderEliminar
  13. En mi maleta de regreso vino té, lápices,marcapáginas y 22 libros. Era el regereso de Londres pero parecido a tu botín neoyorkino. No aprecio bien en la foto los títulos que trajiste. Haras otro post sólo con los libros? Es q para esto soy muuuuuuy cotilla. Welcome back!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hala! Impresionante todo, sobre todo lo de los 22 libros que creo que supera cualquier botín mío.

    Los títulos ya los iré comentando con el tiempo, pero de todos modos si haces clic en la foto, se agranda y creo que los puedes ver bastante claramente :) Y entiendo la curiosidad porque yo soy igual.

    ResponderEliminar
  15. Do you love Pepsi or Coca-Cola?
    PARTICIPATE IN THE POLL and you could win a prepaid VISA gift card!

    ResponderEliminar